lunes, septiembre 18, 2006

Mi ensayo sobre la ceguera

Sólo quiero que me dejes guiñar un ojo, uno a la vez. Déjame hacerlo, no me pongas más condiciones. Saca estas tenazas que no me dejan cerrarlos siquiera. Ya no sé qué hacer para dejar de sentir que en cualquier momento perderé la visión. Tú lo sabes y no quieres hacer nada. “Quiero que veas el mundo tal cual”, me repites con esa voz metálica. Odio esos megáfonos y tu voz constante y regular. Eres incapaz hasta de acercarte porque sabes que lo que estás haciendo es asqueroso, pero al mismo tiempo no puedes dejar de hacerlo.

No necesito tener los ojos abiertos en esta especie de tortura para saber quién es quién y quién eres tú. Las circunstancias no hacen a las personas ni las superan, aunque muchas veces queramos ver el mundo de esa forma. Sin esto en mis ojos te odiaría igual, amaría igual a otros, a los que no son como tú, a los que sí saben ver sin lágrimas artificiales.

7 comentarios:

mexi de donato dijo...

Esto lo escribí hace usssssssss


A mis amigos los miopes


Cada día hay más ciegos en el mundo, unos lo son de nacimiento y otros lo van padeciendo poco a poco con el pasar del tiempo. Algunos corrigen su infortunio con las llamadas gafas o lentes, como mejor se les quiera llamar; en este caso yo prefiero el nombre de espejuelos.
...Espejos son los que necesitamos para ver hoy día la “basurita” que se nos cuela en el iris, molestándonos hasta irritar el lagrimal. En fin, hay basuritas que nunca se quitan y nos hacen tanto daño que sólo nos queda una operación de córnea.
Una vez se me metió una de estas basuritas en un ojo y tanto dio que llegó hasta el otro, reventándome inevitablemente los lagrimales, me hizo tanto daño que en este momento me están operando la córnea, ojalá la eliminen porque ya siento que la muy cochina es anticorrosiva...
De todas formas ya me había comprado el bastón y hasta el perro de lazarillo para que guiaran mi buen camino de la “gafedad” –lo digo por las gafas, claro está-, pero es difícil acostumbrarse, sobre todo si gozabas de una visión veinte veinte como yo.
Yo siempre me sentí privilegiada de poder ver a grandes distancias letricas muy pequeñas, sin embargo, no contaba con que existen cosas que se encuentran muy de cerca que pasan inadvertidas, pero de alguna forma siempre quieren ser vistas, haciendo lo posible por distinguirse, debe ser por esta razón que existen también muchas letricas “atropelladas”.
En este estado tuve que enfrentarme a una presbicia prematura con el tamaño de las cataratas del Niágara y llegando hasta la más absoluta invidencia. Por otra parte, me coloqué un parche de pirata, para ver si podía mirar todo desde una sola perspectiva, algo así como: “...que no sepa tu ojo izquierdo lo que está observando el derecho”. Y aunque yo siempre me esmeré en ver lo bueno, mi esfuerzo siempre fue en vano, porque nunca tardaba en llegar esa basurita que quería meterse tanto dentro de mí, invadiendo mi humor acuoso ahora en forma de lagaña.
Ahora ya en el post operatorio me han recomendado los doctores que utilice lentes oscuros para protegerme, cosa que no entendí, ya que yo siempre anduve blindada con las monturas más grandes y extravagantes, sin embargo, el maldito sucio se coló por las hendiduras y las rendijas, me imagino que pensaría eso de que siempre hay terrenos libres. En fin... hoy estoy con menos pestañas y hasta bizca, pero gracias a Dios, no tuerta. En este momento estoy vendiendo _por si alguien quiere comprar-, el palo y el pañuelito de la gallinita ciega, y aunque ya no estoy jugando, todavía sigo dando vueltas.
...Y como nunca me gustó lo de ser piedra preciosa, me cansé de ser “Topacio” o “Esmeralda”. ...La basurita todavía sigue pululando por allí, aunque por suerte ya no en mis ojos, decidí dejarla vivir para que la gente del aseo urbano siga teniendo trabajo, espero que ellos sí la vean, porque hoy más que nunca yo sí creo en eso de que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

AndreS dijo...

digame vos...te quereis parecer a henmy!era tan largo que ni lo lei.
no fuiste pa mi fiesta saca culo!

AndreS dijo...

ese comentario es para Mexi

henmy dijo...

Ay Andrés! -suspiro y uento 10- Pilar y Mexi les confieso que me han animado a sentarme a escribir. Lamentablemente en este instante no tengo ganas, pero al menos tengo el ánimo para hacerlo. Sólo falta el tiempo y que las letras terminen de pasar por e filtro de mis emociones para compartir cualquier historia, lo que sea con ustedes y con el resto de los amigos.
Ojalá pueda hacer mi propio ensayo de la ceguera, pero no como la de Saramago que era blanca o como la de Pilar que parecía ser intermitente o la de mi querida Mexi convertida en "basurita". Va,os a ver si escribo mi propio ensayo a ver qué sale.
Andrés regresé (jajaja)

AndreS dijo...

Henmy, escirbelas a ver que sale , anímate! pero en tu propio blog, ya todo el mundo tiene blog! hacete uno ...rrrrGaciooon!!!
Aqui queremos leeer lo que Pilar escribe y los comentarios, no los corta y pega tuyos del Quijote.. a menos que sean tus cuentos eróticos que esos si tuvieron raiting!
aqui te ayudo:
http://www.blogger.com/start
ahí creas una cuenta y luego publicas..

henmy dijo...

Ni siquiera porque te casaste estás menos gafo... No me interesa crear ningún blog, ya tengo el de Pilar y sino te gusta no me leáis y ya.
Así que dejame en paz sino queréis que... les cuente a todos...

Anónimo dijo...

CUENTA ..! CUENTA!! pero no me digas que andres te comió el coño antes que yo!!! noooooooo!!
el comecoños