jueves, marzo 02, 2006

Amor peliculero

Hoy la verdad no tenía idea sobre lo que podría escribir. Me prometí hacerlo cada día (menos los fines de semana) y hoy, apenas 3 días después de comenzar, iba a romper mi promesa. No contaba con que hoy me iba a encontrar pensando en las consecuencias del amor.

Comenzó cuando al hablar con algunas amigas, me contaron – por separado y sin vinculación alguna- cómo sufren por gente a la que aman y odian al mismo tiempo. Creo que estas dos palabras no son antónimas y se parecen en cómo nos afectan más de lo que a simple y contradictoria vista parecen.

“Quien bien te quiere te hará sufrir”, dice mi amigo Artu cada vez que le cuento algunos de mis dramones amorosos, como cierre a su sesión de consejos, pero ¿es que siempre tiene que doler? Dicen que las películas no muestran la realidad, sino una representación de ella. Es el aspecto platónico de la cinematografía y de nuestra vida. Lo que no es real siempre es mejor que lo que nos toca vivir cada pinche día.

Está claro que todos cometemos (y sobre todo en el aspecto sentimental) muchos, muchísimos errores, con y sin intención, pero a fin de cuentas, igual de dolorosos. A veces me pregunto cómo es posible que alguien se sienta infeliz junto a alguien que ama. Y de nuevo pienso que el odio está más cerca del amor que el cariño.

Con todo, no sé si será el “efecto amélie” en mi vida o qué, pero (y contra lo que piensa mi cabeza), creo que el amor indoloro existe, lo que pasa es que vive en las películas.

3 comentarios:

Rafucho el Maracucho! dijo...

"Pain is what makes you grow" from Steve Martin's "Shopgirl"
Recuerda que sin dolor, como sabes de la alegria?
yo.

Juancito dijo...

Yo creo que todos sufrimos por amor alguna vez... la cosa es que aveces, al pasar los años, nos damos cuenta de que existe una gran posibilidad de que aquel romance que tanto nos dolió abandonar no fuera "amor de verdad"...

Se que suena cursi, pero aveces uno se enamora de estar enamorado... ya está escrito (por Gabo?).... "Te quiero no por quien eres sino por quien soy cuando estoy contigo"... y eso es verdad porque yo me vuelvo simpatiquísimo cuando ando con novia... jajaja... de hecho, esa es una de mis frases preferidas...

Así que pienso que amar es un acto de espontaneidad, sin mayor planificación... y en el caso de la pareja, algo de exclusividad... compromiso, entrega...

Y en cuanto a lo de las películas, pues si, podría ser cierto que el celuloide expone visiones utópicas sobre el amor; pero mucho de lo que uno ve en el cine de verdad así sucede en la vida real. Como le dijera Robert McKee a Charlie Kaufman en "ADAPTATION". Resulta que al guionista Kaufman (Nicolas Cage) no se le ocurría nada para su historia y se plantea preguntarle al"gurú" en el tema de los guiones -McKee-, que hacer cuando "cuando la historia es como el mundo real, cuando nada pasa, como en la realidad..." (esto en un respetable foro para escritores con McKee de anfitrión).
La respuesta de Robert McKee fue inmediata y con arrechera (se los coloco en inglés):

"Nothing happens in the world? Are you out of your fucking mind? People are murdered every day. There's genocide, war, corruption. Every fucking day, somewhere in the world, somebody sacrifices his life to save someone else. Every fucking day, someone, somewhere makes a conscious decision to destroy someone else. People find love, people lose it. For Christ's sake, a child watches her mother beaten to death on the steps of a church. Someone goes hungry. Somebody else betrays his best friend for a woman. If you can't find that stuff in life, then you, my friend, don't know crap about life. And why the FUCK are you wasting my two precious hours with your movie? I don't have any use for it. I don't have any bloody use for it."

Luego de semejante regaño, Charlie solo acertó a decir timidamente "Ok, gracias..". Es definitivamente una de las mejores partes de la película. La idea es adaptarse a lo que,como dice Pilar, "nos toca vivir cada pinche día".

Así que, en resumen, pienso que uno si puede emular lo que ve en las pelis, y que el amor si sucede así de maravilloso... pero no tan "guionísticamente" preparado como en el cine... hasta podría ser todo lo contrario... uno no se da cuenta... pero si pasa en las pelis, pasa en la vida real (y por supuesto en TNT). Ojo!, y no es que esté enamorado ahora, ni es un exceso de positivismo... sólo digo..

No lo piensen mucho, la vida es una sola... disfrútenla... No sean compulsivos... "para que no nos separe nada, que nada nos una" dijo Pablo Neruda... dejen que las vida lo lleve e intenten salpicar con un poco de voluntad de vez en cuando... vivan el momento...

Por otro lado, la verdad que Amelié es una maravillosa historia de amor. Sin darnos cuentos andamos siendo cupido de los demás y no le metemos cerebro a nuestra propia vida... Algo parecido sucede en "Clueless" (del 95)... Pienso que el trabajo y el marco referencial de relaciones pasadas nos agobian para no creer en lo que podría ser una maravillosa relación en presente y futuro...

Creo que películas como "Closer" se acercan más a la realidad (no es mi caso pero si veo situaciones así día a día). Y hay muchísimas historias de amor tristes, como por ejemplo "Untamed Heart" (del 93)... o "Great Expectations" (del 98); sino preguntenle a Jack, que debe estar hecho un cubito de hielo al lado del Titanic.

No podría comentar sobre mi peli favorita de amor. Recuerdo que "Ghost" me gustó mucho.. pero pienso que mi vida se parece más a "Sliding Doors", sólo que no me acuerdo si me dejó el tren o no... y que no me parezco en nada a Gwyneth Paltrow.

Hablando de cine y amor.. ya vieron Walk the Line?, y qué me dicen de "Brokeback Mountain"?! entre posibles e imposibles..... ... ahi se las dejo..!



PD: Algunas cosas me las fusilé de: http://www.sanarate.com/Educacion/Col_Cienc_Com/Col_Cienc_Com_2003/Terc_Inf/garcia.html

Mexi De Donato dijo...

Siempre he pensado que las películas son como un gran viaje de esos que te marcan la vida, algunas pueden hacerte sentir una mezcla de emociones que en ocasiones te hacen encontrar contigo mismo y otras, hasta pueden lograr que cambies tu visión de la vida y del mundo.
Y sí… hay amores de película y hay películas de amor, lo que pasa es que muchas veces no sabemos distinguir en cuál de las dos versiones estamos, lo que si es cierto es que el tema en cuestión es el AMOR!
¿Y cómo cambiar el mundo y la forma de pensar en sólo 90 minutos aproximadamente?, pues habrá que preguntarle a Bridget Jones, cómo fue que el fastidio, la impertinencia, los esquemas rígidos, la constante suposición equívoca de alguien que te rodea, puede pasar a más de un simple interés, a una risa, a una sutil caricia… el paso del odio al amor, está escrito en un diario… no en vano “él” tuvo que comprar otro para que “ella” escribiera la nueva historia, yo diría más bien la transformación de un sentimiento y el cambio de una historia que ya estaba más que escrita.
Recuerdo una película muy especial, una comedia bien light de esas en las que no tienes que pensar mucho, pero cómo te mueven!!! Todo comienza en un gran aeropuerto con gente que va y viene, muchas personas despidiéndose y viviendo en ese acto, lo que un fulano, quien ahora es un “mal conocido”, me decía en el momento crucial de irse a vivir a otro país: “no me gustan las despedidas porque es como morirse poco a poco”. En efecto, era la muerte. Me pareció un tanto dramático, pero si te pones a pensar que esa persona, que además puede ser la que amas, se va y existe la gran probabilidad de que no lo vuelvas a ver jamás, la cosa como que es realmente dura… desesperanzadora y en verdad es una muerte lenta, porque cuando amas a alguien esa persona forma parte de tu vida, de todo y si se va, has perdido una gran parte de ti, es él quien se la lleva.
La pregunta es: ¿cómo se puede sobrellevar tal situación, que en ocasiones no te deja respirar? No lo sé exactamente, pero aún puedes esperar por que puedan verse en algún momento de la vida o que simplemente te quedes con los buenos recuerdos y le des entrada a lo que vendrá.
La película de la que hablo es Love Actually (Realmente Amor), y se trata de una serie de personajes, la mayoría conexos y unos pocos inconexos, donde viven ciertas situaciones en sus vidas que giran siempre en torno al amor, las barreras que se presentan indirectamente por el entorno y las que uno mismo se coloca, las distancias tanto mentales, como físicas y geográficas y cada una de las escenas son totalmente apoyadas magistralmente con la música, cada momento que allí sucede es mágico, porque ves lo complicado que puede ser el amor, pero lo fácil que puede resolverse con una sola decisión, con el famoso “primer paso” que a la final no importa quién haya sido el primero en darlo, sino que se haya dado, de hecho.